miércoles, 8 de octubre de 2008

ANÓNIMOS ILUSTRADOS VII

Si ya se sabe que cuando vienen es que vienen. Y si el otro día volvimos a hablar de la policía, hoy le toca el turno otra vez a los conductores que siguen sin escuchar a Stevie Wonder.

Un conductor pillado en un control de alcoholemia, hasta ahí todo normal. Ya empieza a sonar raro si el conductor, como es el caso, no conducía un turismo, sino un autobús. Pero se necesita algo más para salir en Anónimos Ilustrados. ¿Conductor de un autobús escolar, como el de la imagen de abajo?


No, eso tampoco sería novedad... Mucho más grande: conductor de un autobús habilitado... ¡para llevar de vuelta a casa a jóvenes borrachos! Sí señor. En Segrià (Lleida), se puso en marcha un servicio de autobuses nocturnos los días de marcha, para que el personal no cogiera el coche tras haber bebido. Nuestro anónimo de hoy no se dio cuenta de que eso incluía a los autobuses, y que él por ser el conductor había de ser la excepción, y no debía darle a la botella.

Ahora, como de costumbre, unos ilustrados llaman a otros... Lo descubrieron en un control de alcoholemia, y... ¿a qué policía se le ocurre parar en un control a un autobús de evitación de conductores borrachos? Lo peor de todo es que el policía acertó.

Dicen por ahí que no le devolverán los puntos que le quiten hasta que no sea capaz de conducir correctamente por esta carretera:




CUIDENSE.

1 comentarios:

Alex A dijo...

Jolín, como está el mundo...como para huir de la poli
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/10/09/internacional/1223563378.html?a=d64f1e5771fed86d54ae8a160cb4176c&t=1223570048